Relaciones: Carta a un te EX Quiero

Durante mucho tiempo quise escribirle, no es que no encontrara las palabras, si no que me lastimó tanto la ruptura, que después de haber experimentado tristeza, depresión y ansiedad, sólo quedó en mi un sentimiento pesado, parecido al odio. Por primera vez, sentí realmente rencor. Un sentimiento terrible que me costó trabajo eliminar.

No voy a mentir, ahora, no me cae bien, pero tampoco mal. Ya no le amo, y menos le quiero, pero tampoco le odio. No le deseo mal y sí, le deseo que tenga una buena vida.

¿Por qué?

Porque para mi, y por mi, no es sano mantener un sentimiento negativo hacia alguien a quien quise tanto, no es coherente y me aleja de la persona que soy, de quien quiero ser. 

No le odio porque odiarle es interesarme en su persona, no le odio porque es agregar un valor que se ha perdido y por último, no le odio porque odiarle, es amarle. Y ya no le amo.

broken-heart-burn-fire-forever-paper-Favim.com-244407

Cuando nos enamoramos, amamos intensamente, nos vemos unidos a la otra persona por el resto de nuestras vidas, imaginamos un futuro a su lado, como sería, qué pasaría. Todo es perfecto.

Todos nos enamoramos de la persona equivocada, todos deseamos que sea la correcta, y de igual manera, idealizamos un futuro prometedor con aquella persona que nosotros creemos, nos hace felices.

la foto 2

A él le agradezco haberme hecho creer en un imposible, en un para siempre y en un futuro. Agradezco las peleas, los malos ratos y todas las veces en que mi corazón se partía, no cambiaría absolutamente nada. Volvería a vivir el sufrimiento de un corazón roto, y aunque no me guste, dejaría que me volviera a tirar, una y otra vez, porque sin él, sin todo lo que viví a su lado, no sería quién soy ahora.

la foto 1

Sin aprendizaje, autovaloración y amor propio, no podría agradecer nada por lo que el día de hoy doy gracias.

Si no hubiera vivido esa relación, ahora no podría apreciar el hoy, lo que tengo, con quién estoy. Sin aprendizaje no hay ganancia.

Gracias porque fui feliz, gracias porque  fui triste. Gracias por el aprendizaje. 

Quiero que seas feliz, exitoso, pleno.

Amar a la persona equivocada es lo mejor que pueda pasarte, porque sabes, que la persona correcta, superará el sentimiento.

Y en este momento, yo soy mi persona correcta, aprendí a amarme como no sabía que podía amar. Aprendí a ser feliz sin depender de alguien, y sólo así, puedo compartir la felicidad.

Aceptando quién soy, lo que conlleva, con defectos y virtudes, absolutamente todo.

Pasado el tiempo, me doy cuenta que ya no le amo, pero tampoco le odio.  No le escribo, me escribo a mi, soy feliz. Y quiero que lo sea.

Sin aprendizaje no hay ganancia, 

Sin sufrir, no se valora.

Sin valorar, no se ama.

Mi vida no sería igual sin haberlo conocido,  aprendí a hoy ser mejor persona. Ninguna experiencia vale si no has crecido con ello. De lo bueno, y sobretodo de aquellas desagradables. 

El que no cae, no se levanta.

 

Por Ana Pau Bermúdez

Original: anapaubermudez.blogspot.com/Carta

Instagram: anapaubedz

Twitter: @AnaPauBedz

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.