Carta a la persona que provocó el accidente de mi hermano

No sé qué pensabas esa mañana en cuanto despertaste, tenías prisa… alguna junta importante, quizá entrevista de trabajo, algún examen, un compromiso urgente… o tal vez corrías al hospital para ver a alguien cercano a ti que estaba en las condiciones en las que tú dejaste a mi hermano y a su novia ese mismo día.

¿Alguna vez imaginaste que al faltar a la ley para ahorrarte unos kilómetros y llegar antes, tendría consecuencias fatales?

Seguramente no, muchos de nosotros no lo hacemos y vivimos pensando que “las reglas son para romperse”, que si nadie te ve, puedes pasarte ese alto, que es mucho más fácil ir “un tramito” en sentido contrario, o simplemente que “eso no me va a pasar a mi”, todo por ahorrarnos tiempo.

 

Esos minutos en los que puedes evitar un accidente; ahora pienso… “Si tan sólo mi hermano hubiera salido unos minutos tarde, no se hubiera encontrado con tu irresponsabilidad”.  Todo el tiempo creo escenarios imaginarios en mi cabeza en donde existe la posibilidad de regresar el tiempo y advertirle, o simplemente cambiar mi lugar con él; daría lo que fuera porque ese momento jamás hubiese existido. Pero el “hubiera” no existe, pasó y él ahora está aquí, frente a mis ojos, luchando por su vida.

 

Tú afrontaste las consecuencias de tu acto, te quedaste en la escena, y por ésta razón, no estás en la cárcel… quiero preguntarte… ¿Qué pasó por tu mente al ver a dos personas gravemente heridas por tu culpa? ¿Qué sentiste? Espero, de corazón, que te hayan importado.

Es increíble la impotencia que nos da a mi familia y a mi el saber que sólamente en caso de que mi hermano fallezca, serías detenido, pero si él vive -y evidentemente es lo que anhelamos con todas nuestras fuerzas- quede como quede: con retraso mental, inválido, o conectado como vegetal, tú te llevarás una simple e insignificante multa de tránsito.

¿Qué injusto, verdad?

No te conozco, pero conozco a la perfección a mi hermano y quiero contarte de él, de la vida que haz cambiado:

  1. Tiene un nombre, se llama Gerardo, y como tú, tiene una familia que lo ama: una madre, un padre y una hermana; abuelos, tíos, primos y grandes amigos. De hecho, soy su hermana melliza, por lo que está de más contarte la gran conexión que él y yo siempre hemos tenido.

 

2. Gerardo es mexicano, tiene tu edad, es un joven de 27 años que empieza a forjar su vida como adulto.

3. Estudió música , Ingeniería en Audio y Producción, y es muy talentoso.

View this post on Instagram

Un placer trabajar con este talentazo @mosejario

A post shared by Gerard Bdz (@gerryard) on

 

4. A pesar de no tener los recursos necesarios para empezar una cómoda vida en otro país, decidió arriesgarse, tomar las riendas de su vida y buscó su sueño en Estados Unidos, en donde concluyó con éxito su maestría.

 

5. Hizo muchos amigos, tiene novia, les es sencillo darse a querer, tiene un gran corazón. Sirve a su iglesia y además, acaba de empezar a trabajar en una pequeña escuela de música para enseñar a los más pequeños. Así de grande es su pasión.

 

Ahora, no sabemos si vivirá, y si lo hace, no sabemos qué daños habrás provocado en su cerebro. Si volverá a enseñar, si volverá a hablar, si volverá a caminar o si volverá a tocar.

Lleva 5 semanas en Terapia Intensiva… ¿Sabías?… Tuvo su abdomen abierto por 3 semanas para ayudar a frenar las hemorragias internas, tubos que drenaron la presión en su cerebro. En total, lleva 11 cirugías, todas y cada una de ellas, de gravedad. Ha estado a punto de morir 3 veces desde que está aquí, incluso, cuando llegó debieron reanimarlo… ¿Sabías?… Tiene un dolor y sufrimiento insoportable, le han tenido que dar medicamento más fuerte que la morfina y no, no le ayuda, se retuerce de dolor. Debieron reconstruirle su cara debido a las múltiples fracturas que recibió por el impacto, columna fracturada, hombro… y más.

Sin embargo, quiero decirte que es un guerrero, un luchador y es muy fuerte. No se rinde, y cada uno de los terribles obstáculos que se han presentado en su crítica situación, los ha vencido.

“Dios sólo da los retos más difíciles a sus guerreros más fuertes”.

 

A pesar de llevarte una simple multa de tránsito quiero que estés consciente del gran daño que nos has causado.  Esta, esta es tu responsabilidad y deberás aceptarla.

No te odio, es algo que a Ger no le gustaría, y odiarte, me haría más daño a mí que a ti. Muchas personas me dicen que Ger sanará y dará su testimonio de vida, y de corazón suplico que así sea. Y quiero decirte que tú también puedes serlo, espero que Dios haya movido en ti una chispa de consciencia, y que prediques la responsabilidad, la carga que trae sobre la espalda el causar un terrible escenario, y que unos pequeños minutos pueden cambiar muchas vidas. Y también, espero que tengas la madurez, respeto y consciencia necesaria para hacerte cargo de lo que te corresponde.

Oro por ti.

Información acerca del estado de Ger en el Grupo de Facebook  #PrayForGerry

 

Por Ana Pau Bermúdez

 

5 Cosas que NO debes hacer en hospitales y nadie te dice

¿Se acuerdan que existe un “Manual de Carreño” para conducirnos de manera apropiada al momento de estar en la mesa? Bien, pues considero que es de gran importancia tener un tipo de “Manual” para tener una conducta adecuada al momento de -toco madera- tener una situación delicada con alguna persona cercana que haya sido internada al hospital.

manual-carreño-e1456149424775

Cuando nos enteramos de que alguien que conocemos se encuentra en estado crítico, queremos verlo, hablarle o tocarlo; comprobar que en realidad es nuestra persona quien ha sufrido un accidente. Sin embargo,  muchas veces este tipo de acciones no las podemos hacer ya que afectan la salud del paciente.

hospital-840135_1920

Reciente, y -quiero agregar- desafortunadamente, mi familia y yo nos enteramos de una devastadora noticia, un miembro de nuestra familia había tenido un grave accidente y se encontraba en Terapia Intensiva.

Es por esta razón, que he recopilado una lista de acciones incorrectas que hacemos en situaciones así:

1.Interrogatorio:

  • “¿Cómo estuvo? ¿Pero qué se lastimó? ¿Cómo cayó?”
  • “¿Quién estaba? ¿Por qué no lo ayudó?”
  • “No quiero ser indiscreto, pero.. ¿Qué le pasó?”
  • ¿Hubo sangre?” (sí, a la gente -morbosa- le parece un dato importantísimo)… y más.

Sabemos perfectamente que este tipo de noticias nos desequilibra a todos, pero si tú te sientes en estado de shock, impactado y con dolor, ponte en los zapatos de sus padres o hermanos (o bien, la gente que está más cerca de la persona que ha sufrido el accidente). Por más que queramos saber exactamente cómo, cuándo, dónde y qué fue, NO es prudente bombardear a la familia con interrogatorios intensos -y muchas veces morbosos- acerca del estado de salud de la persona internada, lo prudente es apoyar en la medida de lo posible, ellos poco a poco irán dando la información necesaria.

-BK crew question Jose -Shea wants a peace of Jose but Ray stops him - Erica listens in

Este es uno de los post que debí poner en mi página debido a la saturación que empezamos a vivir desde el accidente:

2. Prejuicios:

  • “Seguro no llevaba el casco”, “¿Se habrá pasado el alto?”
  • “Yo le dije que era peligroso”, “Si tan solo me hubiera hecho caso”

Es humano sobreanalizar situaciones, y más en este tipo, queremos respuestas. Pero hacer prejuicios acerca de cómo estuvo el incidente está completamente mal, no se trata de buscar culpables, lo importante y lo principal, es la pronta mejora de nuestro ser querido independientemente de cómo estuvo la situación, de una u otra manera, hubo un accidente… y le puede pasar a cualquiera.

“Si no vas a decir algo positivo, no digas nada”.

Captura de pantalla 2016-05-03 a la(s) 02.28.27

3. Prejuicios “religiosos”

  • “Seguramente ustedes como familia están pagando sus pecados y por eso Dios los castiga”
  • “Si tan sólo hubiese estado más unido al señor”
  • “Si Dios se lo quiere llevar, se lo llevará”

Este es un punto delicado (no me gusta hablar de religión y crear controversia, pero es un punto muy importante), y tiene que ver en su totalidad con el respeto y la tolerancia. Nosotros somos personas espirituales, tenemos una religión y nos guiamos a partir de ella, sin embargo, tenemos un respeto por quienes no comparten nuestros ideales religiosos, ya que para nosotros, Dios es el mismo en todas y cada una de las religiones. Nosotros no creémos en un Dios castigador, creémos en un Dios de AMOR.

También sabemos que el hombre se equivoca, y como humanos, cometemos errores, por lo que no es “Dios” o la “religión” quienes hieren con sus palabras, son los hombres imprudentes y fanáticos que existen en todo el mundo.

133_juana1_2000x995

(Quiero agregar que de igual manera hemos recibido mucho respeto, AMOR y apoyo de personas que no comparten del todo nuestros ideales, sin conocernos, han abierto las puertas de sus corazones. A ellos, estamos eternamente agradecidos. Nuestros ángeles).

 4. Visitas permanentes

Debemos ser conscientes, alguien en estado crítico, seriamente herido o recién salido de alguna cirugía, tiene que descansar. NO es un show, no es un circo.

La familia agradece el apoyo, pero no tienen el tiempo y la cabeza para atender visitas, no pueden sentarse con cada uno y explicar repetidamente la situación, o estar largas jornadas acompañando a quienes esperan en la sala ya que deben estar pendientes de médicos y noticias que se presenten.

Se recomienda ir y hacer visita corta -de ahí la frase “visita de doctor”- , apoyar en lo que se necesite e irse.

Además, la familia necesita tiempo a solas, tranquilidad y paz.

13536928394_443d1623cb_o

5. No es un Show

Se agradece infinitamente el cariño y preocupación por la persona internada, como hemos dicho desde el principio y aprovechando el punto anterior, puede que sintamos la necesidad  de ver, tocar o hablarle a la persona en gravedad, así que sin importar el medio, existen personas que burlan la seguridad y encuentran la manera de visitar el cuarto del enfermo.

A aquéllas personas: Si hay letreros de “No visitas” o “No hablar” es porque se estableció de manera médica por la gravedad de la situación, no es capricho de la familia y mucho menos egoísmo.

il_570xN.830949796_gluw

Si la persona está inconsciente o en estado delicado, será mejor que las visitas sean una vez recobre el conocimiento, así es menos desgastante para todas las personas involucradas.

Toco madera y espero que jamás se encuentren en una situación así, si llega a suceder, tomen estos puntos en cuenta, compartan y comenten, debemos crear consciencia.

Por Ana Pau Bermúdez