Ropa de altura – Pantalones acampanados para chaparritas

Muchos de ustedes no saben pero yo soy muy chaparrita, literalmente un minion, soy la chiquita de mis amigas, la que se formaba hasta enfrente de la fila en la primaria y la que nunca ve nada si no está hasta adelante.

¿Cuánto mido? 1.54 m de puuuro amor.

No me acompleja ni mucho menos, ¡me encanta! pero… tiene algunas desventajas como a la hora de comprar ropa, todo es gigante y debo manda cortar absolutamente todo (o sea.. me cuesta más) y también debo elegir las prendas que mejor le queden a mi tipo de cuerpo y así… no parecer un tapón de alberca.

Una de las grandes ventajas es que puedo elegir prendas (¡y zapatos!) de la sección de niños que me salen muuuucho más baratos.

Aquí les dejo un mini tip que puede ayudarles ahora que regresaron los pantalones acampanados, de pierna ancha o pata de elefante:

Si los vas a usar, elige blusas que marquen tu cintura, no blusas flojas que te harán ver más grande y pequeña. En caso de que quieras usarlo con este tipo de blusa, solo fájala de la siguiente manera:

Igual te recomiendo usar zapatos nude que alargan el pie, en caso de querer flats, o bien, puedes usar bonites. Si tu blusa es clara, combínalo con zapatos claros. Si tu atuendo es oscuro, los colores del mismo tono alargarán tu figura.

Prometo pronto hacer un video con algunas propuestas de outfits para chaparritas.

Avísenme qué les parece y qué les gustaría ver y leer.

Ana Pau Bermúdez

 

 

AROMA Tulum: La esencia del glamour y el confort

Pípol, quiero contarles de un lugar que se ha convertido en uno de mis favoritos, me encantó y me enamoré… ¡AROMA TULUM!

Este brillante hotel tipo boutique se localiza en Calle Mercurio Poniente 21, Colonia Centro, 77780 Tulum y es de G GROUP & G HOTELS, es decir, lleva consigo el sello de calidad, servicio, glamour y confort.

Aroma es un nuevo espacio que ofrece una atmósfera íntima para parejas jóvenes y grupos pequeños que busquen una experiencia única en el corazón del pueblo de Tulum, muy cerca de las paradisíacas playas que este destino ofrece.
Se encuentra a un lado de Av. Tulum donde podrán disfrutar de una gran variedad de actividades, restaurantes, locales de ocio nocturno y artesanías, además a tan solo 20 minutos en auto de playa Paraíso.

Cuenta con 11 habitaciones, está formado por un amplio y acogedor vestíbulo que incluye una dinámica zona de bar para relajarse o relacionarse con compañeros y amigos.

AROMA es una alternativa única y sofisticada, inspirada por un ambiente casual y moderno que nos da la más exclusiva de las experiencias.

¡Vean sus hermosas fotos!

Pueden realizar su reserva en el hotel a través sus nuestras redes sociales o al correo electrónico reservas@aromatulum.com

 

Por Ana Pau Bermúdez

Valle de Bravo: El por qué encanta a sus visitantes

Yo vivo en la ajetreada Ciudad de México y como todo “chilango/defeño” (o como nos llamen nuestros amigos de provincia) me la vivo literalmente en friega. Aquí el tiempo corre de manera diferente, en verdad… todos en la calle van tarde, o sea corriendo.

Y es que también parte de nuestra cultura-gacha es el salir de nuestra casa rayando la hora de una cita, vamos con prisa y sí, llegamos tarde. No todos, pero la gran, gran mayoría sí.

Por eso, cuando se presenta la oportunidad de despejarse de todo, no lo dudo ni un segundo, agarro mis chivas y tomo camino, me encanta visitar pueblos mágicos cercanos a la ciudad, pasar un fin de semana en la naturaleza, disfrutar pláticas con amigos y darme tiempo para leer y escribir.

Este fin de semana tocó Valle de Bravo en el Estado de México, este destino es uno de mis favoritos y es que cada año desde que estuve en tercero de primaria, la escuela nos mandaba a este hermoso lugar de campamento, por lo que tengo recuerdos con mis mejores amigos, las primeras escapadas sin familia y actividades de integración.

Valle me encanta, este pueblo con ambiente boscoso salido de cuentos de hadas, amo las cabañas, amo los paseos en lancha, y sobretodo, me encanta el misticismo que emana.

Sentarme en un tronco, agarrar una hoja en blanco y comenzar a escribir. Ese sentimiento de inspiración que te hace dejarlo todo y hacer tu historia, dibujo o el arte de tu especialidad ¿lo han sentido? Eso me inspira Valle de Bravo.

Y como me encanta, me puse a investigar un poco de las curiosidades de este pueblo, estas son las que más me sorprendieron:

  • El lago es artificial, en realidad es la presa Miguel Alemán y con el tiempo se acomodó como lago para fines cómodos y turísticos.
  • Las casas en Valle son algunas de las más caras en México. Es un sitio turístico exclusivo de políticos, empresarios y artistas.
  • Es el destino más famoso cerca de la ciudad para practicar deportes acuáticos, incluso, existen clubes en donde te enseñan a desempeñarlos de manera profesional que incluyen tabla-vela, esquí acuático y, claro, pesca.
  • Es un sitio famoso por su ecoturismo, es muy común practicar el turismo puedes realizar paseos a caballo, senderismo y caminatas en La Peña.
  • Otros dos de los atractivos de Valle  son las Cascadas de Velo de Novia y Río del Molino. Las primeras son una pronunciada caída de agua de 35 metros de altura que alimenta con al Río Balsas. El segundo, también llamado Río de Avándaro, es el lugar ideal para realizar actividades al aire libre como excursiones y campamentos.

¿Lo conocen? ¿lo han visitado? ¡Cuéntenme!

Ana Pau Bermúdez

Highlights de hoy (y siempre)

Es momento de dejar las preocupaciones a un lado y enfocarse en lo que realmente importa, estira los brazos al cielo, respira profundamente y numera cada una de las cosas positivas en tu vida.

  • ¿Tienes trabajo?
  • ¿Tienes escuela?
  • ¿Tienes un techo
  • ¿Tienes comida?
  • ¿Amigos a tu lado?
  • ¿Familia que te apoya?

Valora todas y cada una de las cosas que te han hecho sonreír el día de hoy, lo más simple, o aquéllas cosas que te hagan feliz, como en mi caso, agarrar un libro.

Estas fotos me encantan, no fue hace mucho, y agradecía estar en un bello lugar rodeada de personas que adoro, riendo, conviviendo, en un paseo en lancha, platicando y haciendo actividades que me gustan.

Recuerda: cada día tiene cosas buenas (además de las que puedan parecer malas) trata de enfocarte en esos momentos que valieron la pena y sonríe porque así.. es la vida.

Ana Pau Bermúdez

¡Feliz Día del Amor y la Amistad! (San Valentín)

Hoy celebramos el amor en todas sus formas y colores, con todo el sentido de la palabra.

Amor es aceptación, igualdad, equipo, respeto y admiración. Es amor propio, es familia, son amigos, es pareja, es mascota, es espiritualidad y es vida.

¡Muchas felicidades a todos los que festejan este día hoy y siempre haciendo acciones buenas por el prójimo, por el planeta y por el bienestar personal!

                                    

Traje de baño: @puntodemar

Lo estás haciendo bien

Así es la vida, así es tu tiempo.

Muchas veces creemos que nuestros sueños son inalcanzables e imposibles, que a “nuestra edad” ya deberíamos haber logrado más cosas de las que hemos hecho y el uso de las redes sociales no nos ayuda, vemos a amigos con los que crecimos teniendo el trabajo de sus sueños, cumpliendo metas y más.

La realidad es muy diferente, además de que las redes sociales son una pantalla aspiracional de vida fantástica para muchos (es decir, casi nadie pone una mala foto o una mala experiencia), hay personas que estudiaron su carrera después de que sus hijos se graduaron de la universidad, hay personas que tienen un título y se dedican a algo completamente diferente y algunos sueñan con ser padres, mientras que otros sueñan con viajar.

Algunos tardaron mucho tiempo en obtener su primer trabajo y otros salieron de la escuela con un excelente puesto en alguna empresa.

A mí, por ejemplo, me costó mucho encontrar mi primer trabajo al salir de la carrera, estudié Ciencias de la Comunicación y muchas de las vacantes que encontraba eran mal pagadas y pedían experiencia irracional: 4 años trabajando en el área, llevando a cargo personal, haciendo foto, copy (redacciones), diseño, animaciones, video, estadísticas, llevando a los niños del jefe a la escuela, leer el cuento favorito de su perro por la noche, hacer el desayuno familiar y regresar a la oficina por la cantidad de $1000.00 MXN al mes.

Mis amigos de ese entonces, por ejemplo, ya habían conseguido trabajo, les iba bien y algunos hasta habían podido irse a vivir solos. Continuamente pensaba que algo estaba mal conmigo, con mi perfil, o incluso en mi C.V., toda la carrera fui una ñoña competitiva y no entendía cómo era que me había quedado tan atrasada.

Me frustraba continuamente cuando no volvía a saber de alguna empresa en donde había tenido una entrevista (reclutadores, si leen esto: no sean gachos, mínimo regresen un mail de “no gracias” sirve para seguir buscando y es respetar el tiempo que les dimos al ir con ustedes, anótenlo) y sentía horrible el no poder ir al ritmo de los demás y que pensaran que era por flojera o comodidad de estar en mi casa.

No sé exactamente cuánto tiempo pasó hasta que logré entrar a una agencia de publicidad, pensé que todo iría mejor, que por fin podría experimentar la vida laboral, crecer, aprender y sentirme “adulta”. Pero no fue así. Tenía un horario muy extenso, la paga no era mucha, estaba llena de bomberazos, debía trabajar fines de semana sin pago extra, a veces no comía, las personas eran mal encaradas y groseras, y muchas de ellas me mandaban parte de sus responsabilidades; era mi primera experiencia laboral y supuse que así debía ser, intenté llevar a cabo todo lo que se me solicitaba, incluso cuando no tenía ni vida para resolverlo, traté de que emocionalmente no me afectara pero caí, nuevamente  voltee a ver a mis conocidos, hablando excelente de sus trabajos, subiendo de puesto, ahorrando… y yo, ya casi ni podía verlos. Así que decidí buscar otras opciones.

Hoy tengo más de 6 años trabajando y me encuentro satisfecha con lo que he logrado. Tuve que aprender a la mala que ningún trabajo es perfecto, que el puesto soñado lo debes hacer tú y que no siempre vas a tener días buenos, pero tampoco todos los días son malos.

Aprendí a valorarme personal y profesionalmente, cuándo poner un alto y cuándo debo sacrificar un poco para lograr mis objetivos.

A veces debo escribir textos como este para recordarme que voy bien, y cuando me leas… quiero recordarte que vas de maravilla, a tu tiempo. Te explico más cómo puedes darte cuenta (y cómo me di cuenta yo):

  • Ya no eres la misma persona “verde”  que salió de la carrera o que fuiste en tu primer trabajo.
  • Has sobrevivido y aprendido de situaciones fuertes que han pasado en tu vida, no necesariamente en el ámbito laboral, situaciones que te han hecho crecer en un 360º.
  • Has reducido tu círculo de amigos, tal vez son menos pero los que tienes, son mucho más cercanos y confiables.
  • Ya no ves tus metas tan lejanas, poco a poco las has logrado. Por ejemplo, yo pude comprar mi auto, independizarme y pagar mis viajes… hace 10 años creí que eran sueños inalcanzables.

Lo estás haciendo bien.

Ana Pau Bermúdez

Foto: @carlosbernaal

Blusa: @accuamx

¡Blogger Revlon 2019! – Adiós zona de confort

¡Pípol! Espero que estén muy bien, yo estoy emocionadísima y quiero platicarles por qué:

El pasado mes de diciembre (2018), Revlon México sacó una convocatoria para encontrar a su siguiente blogger de maquillaje:

La dinámica consistía en subir un video a tu perfil de Instagram usando sus productos para maquillarte, debía tener un límite de 30 segundos y etiquetarlos.

No me maquillo mal (quiero pensar), pero tampoco soy una experta ni makeup artist, la verdad es que todo lo he ido aprendiendo viendo videos de mis makeup artists favoritos como Jonathan Mendoza Mkup o Nikki_Makeup, entre otros grandes artistas.

Sin embrago, muchos de ustedes mediante mensajes o comentarios a mi Instagram, me han pedido que me aventure y suba algún video tutorial de maquillaje, así que gracias a esas porras me animé e hice mi video de 30 segundos para una de mis marcas de maquillaje favoritas :

Quiero ser honesta, el video no me encantaba, lo grabé fácil 3 veces, uno hablando, otro con voz en off y finalmente, al no poder llegar al tiempo límite, decidí hacerlo con un efecto veloz y solo mostrando un rápido maquillaje para evento de día. Me gustó el resultado y lo subí (“que sea lo que Dios quiera”- pensé).

Pasaron muchos días, tiempo eterno (me hice viejita), continuamente me metía a ver a mi competencia, los videos que otras talentosas chavas subían, revisaba mis mensajes, correo y nada, así que decidí relajarme y dejar de preocuparme.

Entonces me llegó un mensaje : “Ana Pau, nos encantó, eres nuestra ganadora”… no me lo podía creer, normalmente no me hubiera aventado pero sus lindos mensajes me impulsaron a probar algo nuevo y ¡GANAMOS!

Muchas veces dejamos de hacer cosas por miedo al fracaso, porque pensamos que no somos suficientemente buenos, nos aterran las comparaciones o el famosísimo y terrible “qué dirán”, TACHE, si no nos aventamos a hacer lo que nos gusta o algo diferente ¿cómo esperamos crecer? claro que habrá errores, y esos tropezones nos ayudarán a levantarnos y hacer las cosas mejor y diferente, aprendemos y si no nos arriesgamos simplemente no ganamos.

Sal de tu zona de confort, deja de aplazar eso que tanto quieres hacer, no lo dejes en las uvas de año nuevo y empieza en este momento (terminando de leerme, ¡vas!) el primero que debe creer en ti eres tú.

¡VAS!

Ahora, gracias a este pequeño aprendizaje, me comprometo a subir videos de maquillaje, pero necesito su ayuda, ¿qué les gustaría ver? ¿qué tipo de narración les atrae? ¡Soy toda oídos (ojos)!

Ana Pau Bermúdez

 

Los amigos también rompen el corazón

Pues sí, los amigos también rompen el corazón y sí, también duele un montón.

Hace un par de semanas se puso de moda el #10YearsChallenge en donde muchas personas ponían una foto del 2009 y una de ahora, 2019 (no entiendo por qué no se esperaron un añito más, mi TOC lo hubiera agradecido), y aunque no puse ninguna de mis fotos del pasado en alguna de mis redes, por supuesto que me ganó la curiosidad y busqué fotos de una Ana Pau en ese año… una jovenaza empezando los 20, estudiando la carrera, trabajando ocasionalmente en producciones de televisión y disfrutando al máximo de la vida nocturna con su grupo de amigos.

Ya saben, la etapa de los antros (definitivamente otra yo, no saben cómo los odio hoy, pero eso sí, los disfruté de lo lindo), en esa etapa contaba con un grupo específico que catalogué como mis mejores amigas, siempre ahí, cada fin de semana, cada fiesta, cada salida, o cada ida a Cuerna/Acapulco. Nos “confiábamos todo” y nunca dejábamos a alguien fuera de los planes.

Amistades de película chick flick “siempre juntas”, “hasta pasitas”, “damas en mi boda”, “madrinas de mis futuros hijos”… y sí, podría decirse que en ese momento era una realidad.

Recuerdo perfectamente que fui yo quien hizo el grupo, una amiga de mi prepa, la que conocí en el club de pequeña, la fiestera de la uni y así.. cada una de distintos lugares que lograron hacer match entre sí, y yo, por supuesto, me sentía en las nubes de tener ese variado grupo de niñas guapas que se llevaban excelente. El club de las pijamadas, arreglarnos juntas para salir y más.

Vi esa foto del 2009 en mi Facebook detalladamente, cada cara, cada gesto, recordando el momento en que fue tomada. Estábamos en el cumpleaños de una de ellas, en su casa, en el jardín, todos sentados en círculo platicando, vaso rojo en mano y muchas risas, recuerdo que esa noche las niñas y yo hicimos pijamada platicando cómo nos imaginábamos nuestras bodas y futuras vidas, quién quería casarse y trabajar o tener hijos… platicamos hasta altas horas de la noche hasta quedarnos dormidas.

2019 – sólo una de ellas es mi dama de honor (¡y qué felicidad!).

Cada una tuvo una historia distinta, un camino diferente, no necesariamente hubo alguna pelea, simplemente, nuestros rumbos fueron separados, nuestros gustos e intereses cambiaron y terminamos capítulos.

Por supuesto, tenía que aprender que las amistades son literalmente una jungla, más entre mujeres, no generalizo porque también he encontrado almas hermosas que siguen en mi vida y son joyas para mí, pero gracias a lo que he vivido con varias mujeres a lo largo de mi vida, es que ahora valoro con más fervor a todas y cada una de las que hoy son mis amigas.

Yo respeto especialmente a las mujeres que aplauden a una mujer bonita, que les alegra el éxito de otras y que ayudan a que otra mujer crezca sin dudarlo, lo aplaudo porque, aunque me duela decirlo, nosotras las mujeres (no todas) tenemos una naturaleza salvaje… lo veo diario en las redes sociales, los ataques, los insultos, las peores jueces.

No tienen el cuerpo perfecto pero juzgan a quien sube una foto en bikini cuando no tiene el abdomen plano, o les incomoda que el guapo esté con una mujer que no les parece bonita… ¿por qué?

A mi también me pasó, muchas amigas en mi vida me rompieron el corazón, ¡desde primaria! O sea que desde chiquita me he especializado en el arte de tratar con mujeres y comprender cuando sus espíritus valen la pena, cuando no debo engancharme o cuando solo debo alejarme porque nuestras almas no vibran. Un arte que dolió aprender pero que con el tiempo aprendes a dominar y te hace la vida más fácil.

No me arrepiento de todas aquéllas que fueron parte de mi vida, literalmente me hicieron crecer, me hicieron feliz y me hicieron soñar, sé que la amistad en algún punto fue verdadera con cada una, hubo momentos y son los que agradezco, como expliqué anteriormente, nuestros caminos solo se separaron, y así como logramos encontrar a la pareja ideal, lo mismo pasa con las amistades… estoy completamente convencida de que hay personas que están destinadas a convertirse en tu familia, simplemente hay que encontrarlas y para eso, debes conocer gente, gente que podrá hacerte pedazos y otra que recogerá esos pedazos contigo, por eso, te recomiendo que aprendas a identificarlas.

¿Qué te puedo decir yo? No te peleés con la gente, si alguien ya no te genera confianza y seguridad, aprende a alejarte, no va a ser fácil y algunas personas reaccionarán mal, no puedes quedar bien con todos, pero debes pensar primero en ti y en tu bienestar, quedarte con personas que valgan la pena y que aporten.

La vida es muy corta para estar en dramas o situaciones fuera de tu control. Toma las riendas, en ti está el ser más feliz.

¿A poco no?

Yo no soy la misma persona que era en el 2009, y me encanta. Me encanta quién fui y en quién me he convertido. Quienes me ayudaron a crecer, cada historia, cada llanto y cada risa.

Los amigos también rompen el corazón, pero los amigos también lo reparan.

¡Cuéntenme sus experiencias! (Yo ya me aventé mi speach sentimental, les toca).

Ana Pau Bermúdez