¡Así elegí mi vestido de novia!

Mi vestido de novia fue muuuuuy chuleado y cómo no, Va de Blanco fue la boutique encargada de dar vida al vestido de mis sueños, y quiero contarles algo:

Esta tienda de vestidos de novia fue la primera que visité y el vestido que elegí fue el primero que me probé. Así de simple, no tuve la necesidad de buscar más tiendas y, aunque me probé algunos otros más (me enamoré de 2), este siempre hacía saltar mi corazoncito.

En esta entrada quiero contarles el proceso que tuve para llegar a él y si puedo ayudarles, darles algunos tips para que disfruten al máximo esta tarea junto con la planeación de su boda.

  1. ¡No sé qué quiero!

Lo principal es hacer una introspección y ubicar tu estilo, ¿qué te gusta? ¿qué domina en tu clóset? ¿Romántico, moderno, cásico? ¿Cómo te ves vestida?

Yo no estaba segura de qué quería, pero estaba muy segura de qué no quería y esto ayudó muchísimo a mi decisión. Pau no quería: vestidos de princesa, vestidos de sirena… no quería sentirme disfrazada… quería que el vestido gritara que había sido hecho para mí… y así fue.

Aquí una imagen de mi tablero para inspiración:

Boho… comencé a ver este estilo de vestidos que se acercaban mucho a lo que me gustaba: boscoso, natural, hadoso… y sí… muy yo. Y con esto, al comentarle a una de mis amigas sobre mi preocupación al no encontrar este estilo en la Ciudad de México me recomendó una nueva tienda de una amiga suya, Va de Blanco.

2. A visitar tiendas

Una vez tienes definido el estilo que te gustaría, es tiempo de hacer una lista sobre tiendas de novia. Lo que yo hice fue buscar en los sitios web, ver estilos y si alguno se acercaba a lo que quería, lo anotaba en mi lista para visitar.

Como les platiqué, yo no encontraba nada de lo que buscaba hasta que Va de Blanco llegó a mi vida, veía y veía fotos y quería todos y cada uno de sus vestidos, así que fue mi primera opción para visitar, hice mi cita y me llevé solo a mi mamá.

3. Probándome vestidos

Tip 1: Primero que nada, recuerden que es súper importante acudir a tus citas sin una gota de maquillaje, la cara completamente limpia, no queremos que nuestro maquillaje arruine algún vestido y nos cobren la limpiada.

Tip 2: Recuerda llevar ropa interior color piel, algo que se asemeje mucho a la lencería que usarás ese día, así que te recomiendo comprar lo necesario antes de acudir a tus citas.

Tips 3: Lleva los zapatos que usarás o el alto de tacón que deseas ponerte el gran día. Te recomiendo buscar zapatos con plataforma cómoda que puedas usar durante horas, aquí te muestro los míos:

Plataformas Tory Burch

Tip 4: No te frustres si a la primera no encuentras el vestido de tus sueños, recuerda que es un proceso y hay muchas tiendas esperando por ti, trabaja en la paciencia, toma tecito y a disfrutar.

5. Encontrando el vestido

Desde que llegué estaba fascinada, el lugar está literalmente sacado de un cuento de hadas y fue imposible no sentirse como una princesa.

Primero elegí todos los vestidos que se acercaban a lo que tenía en mente, pero aprendí a escuchar a los expertos también y acepté algunas recomendaciones adicionales, recuerda que aunque estés casada con una idea, puedes encontrar tu vestido a voz del experto que conozca tu tipo de cuerpo y lo que te favorece.

De verdad todos me encantaron y les quiero mostrar mis opciones:

Opción 1:

Este era mi vestido favorito, lo quería comprar en cuento me lo vi puesto, pero decidí esperar y seguir probándome opciones… me quiero casar otra vez para cambiar de vestido jajajaja ¡de verdad quiero todos!

Opción 2:

Creo que no tengo el cuerpo para usar ese vestido, me encantó pero no era lo que buscaba, hablemos de esa espalda…. ufffff

Opción 3:

Con este vestido me sentía en Game of Thrones, no podía quitármelo, y venía con una capa aperlada de impacto, fue muy difícil escoger…

Aquí la capa para que vean de qué hablo:

Opción 4:

Esta espalda me quitó el aliento, se ve hermoso, y el vestido es top, peeeero… estaba MUY escotado para mí e indudablemente las muchachas saldrían a saludar.

Opción 5:

El elegido… lo vi colgado y dije… échenme ese vestidazo…

Aquí mi mamá ayudándome a ponérmelo…

Prueba final…

¡Y teníamos vestido!

Por último, les dejo mis fotos favoritas en donde luce impactante:

   

Aquí les dejoel link de la tienda “Hada Madrina” que me dio mi vestido de cuento de hadas: Va de Blanco.

¡Espero conocer sus historias de amor al vestido!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .