Cuentan por ahí: Sirenas Mexicanas 1 – La Tlanchana de Metepec

TOLUCA

La Tlanchana, la terrorífica sirena del Estado de México.

En en la zona urbana de Toluca, en los límites de Metepec, existió hace varios años una región acuática conocida por los antiguos pescadores (matlatzincas: hombres de las redes) como “Las nueve aguas”. Esos hombres adoraban a dos divinidades principales: Opuchtli, patrono de los que vivían al borde del agua, y a Chalchiuhtlicue, diosa de las aguas terrestres.

Cuentan por ahí…

… que una tarde, un pescador escuchó una especie de canto suave y misterioso; a través de las ligeras brumas del atardecer el hombre distinguió, sentada sobre un islote de raíces de tule, una mujer que cantaba y se acariciaba las trenzas.

El pescador estaba cautivado, pero de pronto, su encanto se convirtió en espanto al advertir que, pese a los collares de flores acuáticas que adornaban su pecho desnudo, de la cintura para abajo no había piernas sino una reluciente piel de víbora negra. El grito del hombre provocó que ella se sumergiera en las tibias aguas de la laguna.

Se dice que desde aquél entonces, siguió apareciendo por diferentes sitios de “Las nueve aguas”. Poseía un temperamento posesivo, voluble y vengativo; si estaba contenta su cola era la de una serpiente negra, y permitía a los pescadores obtener abundante pesca con sus redes. Cuando se enamoraba de algún humano podía convertir su cola en piernas y salir a tierra a buscarlo; si un hombre no atendía su melodioso llamado utilizaba la cola de serpiente para rodearlo y arrastrarlo al fondo de sus dominios hasta que lo ahogaba.

Fue llamada Tlanchana (atl : agua, chane: espíritu, duende o habitante). Algunos suponían que era la personificación de Chalchiuhtlicue, dueña y señora de las aguas, y desde sus canoas la invocaban para venerarla.

Con el paso de los años, las lagunas se secaron. Pero el canto de la ancestral sirena todavía cautiva al pueblo en general, y a principios de los años 90, en honor de la dueña y señora de las aguas, se elaboran en Metepec sirenas de barro, para seguir la tradición y se decidió instalar a La Tlanchana en un lugar principal del parque Juárez.

EL día de hoy, en lugar de cola de víbora, La Tlanchana una cola de pez, quizá debido a la influencia de quienes llegaron con otras tradiciones del Viejo Mundo, por lo que es conocida como La sirena de Metepec, aunque para la cronista municipal Bertha Balestra, “(…) sería hermoso tener de nuevo a La Tlanchana original, hecha de arcilla y simbolizando no sólo el mito, sino también la actividad principal de Metepec”.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.