Cuentan por ahí: La Planchada

Esta historia tiene lugar entre la década de 1920 y 1930.  

Cuando una mujer llamada Eulalia, procedente de Zacatecas, había llegado a la Ciudad de México para trabajar en el Hospital Juárez como enfermera. En este lugar conoció a Joaquín; un médico que estaba haciendo su residencia, al poco tiempo de conocerlo, Eulalia comenzó a tener un romance con él, al año de noviazgo, Joaquín le propuso matrimonio, pero antes de casarse, él le dijo que debía salir un par de semanas a tomar un seminario.

76760714

Pasadas dos semanas, Eulalia se enteró de que en realidad Joaquín había renunciado en el hospital porque se había casado son su novia -ah caray…-, esto la dejó tan atormentada que decidió jamás volverse a enamorar y dejó de hacer su trabajo bien logrando que varios enfermos que estaban a su cuidado murieron gracias a su negligencia, así pasó el resto de su vida hasta que finalmente enfermo y falleció.

maxresdefault

Cuentan por ahí: A los pocos días de su muerte, sus compañeros de trabajo comenzaron a ver su silueta en el Hospital y a escuchar historias de los pacientes que decían que una joven de nombre Eulalia los había visitado para preguntarles por su estado, para darles sus medicinas o inyectarlos, y que además de ser muy bonita, su uniforme estaba impecablemente limpio y arreglado. El nombre de la planchada se debe a que cuando Eulalia vivía, siempre tenía su uniforme perfectamente almidonado y limpio.

jacobs ladder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s