Los 5 pecados capitales… de ir al cine

Ir al cine es una de las actividades favoritas de los mexicanos. Lo hacemos en familia, con los amigos, en pareja.. y los muy cinéfilos, hasta solos. Siendo algo tan común, nunca falta la piedrita en el arroz que le fastidia la experiencia a todos los demás. Con esto en mente, aquí están las cinco peores cosas que pueden hacer cuando van al cine.

  1. La indecisión

 unnamed

Como buenos mexicanos, no vamos a la dulcería hasta que no tenemos el tiempo encima. No falta que lleves media hora en la fila y te pongas a pensar en qué quieres hasta que llegas a la caja. Le quitas el tiempo a los demás pensando si quieres nachos (con o sin extra queso), hot dog (normal o jumbo), ICEE (de cereza o limón), etc. ¡No te hagas! ¡Vas a comprar PALOMITAS Y COCA!

  1. La distracción

 la distraccion

Cuando los ejecutivos del cine tuvieron la brillante idea de numerar los asientos, sí, las filas desaparecieron pero no sin consecuencias. Por favor no seas la clásica señora que se equivoca de asiento y cuando llega la persona no se quiere cambiar. Porque además SIEMPRE se empiezan a pelear ya que empezó la película… pobre del que se sentó en la fila de atrás. Especialmente, nunca seas el cuate que no solo se equivocó de asiento, sino que se pone a mentar madres y le habla al gerente solo para darse cuenta de que ¡¡¡está en la sala equivocada!!!

  1. La repetición

 la repeticion

Si como a mi, te gusta ver las películas más de una vez, no caigas en este pecado. Por alguna razón, hay gente a la que le gusta presumir cuando ya vieron la película. Entonces cada dos minutos dicen “ve esto”, “esto es lo mejor”, “uff, esta parte es buenísima”… O lo que es peor, se ponen a decir los diálogos..¡Y los dicen mal!… No lo hagas, en serio. Al único al que le vas a parecer interesante es a ti mismo(a), todos los demás te van a querer zapear.

  1. La comunicación

 la comunicacion

No hay mucho que decir. ¡Guarda tu celular! La lucecita de la pantalla es muy, muy, MUY molesta cuando uno está tratando de ver la película. ¡Ponlo en silencio! Ahí estamos todos con el Jesús en la boca viendo a Meg Ryan casándose con el hombre equivocado, y de repente nos cortan la inspiración con el ringtone de “La cucaracha” o algo así…Este pecado se vuelve MORTAL si encima de todo ¡contestas! En tu mente crees que estás susurrando, pero todo mundo escucha el “bueno..estoy en el cine.. no, en el cine… luego te marco… que luego te marco.. ¡en el cine!” Al final terminas saliéndote para que te oigan bien, pero a todos los demás ya nos arruinaste la película.

  1. El shusheo

 el shusheo

El problema de hablar en el cine, ya sea para contestar el teléfono, decir mal los diálogos, pelear el asiento que no es tuyo o reír como mensa (esto va para los grupitos de niñas de 13 años que no pueden contener su pubertad)… es que va más allá de interrumpir a los demás. En ocasiones extremas, el hablar durante la película puede disparar el “shusheo”. Un espectador(a) molesto(a) se voltea hacia el pecador(a) diciendo “shhhh”, lo que provoca a otro espectador molesto a hacerle lo mismo a él o ella, lo que provoca a varios espectadores payasos a seguir haciéndolo indefinidamente y pensar que son chistosos. Es lo peor que nos puede pasar a quienes realmente queremos ver la película, pues si los callas, es como seguirles el jueguito…

Mientras no incurras en alguno de los pecados anteriores (que sabes que lo has hecho, al igual que yo) no tendrás problema cuando mueras y vayas al cielo de los cinéfilos.

Por: Alejandro Zavala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s